Maud Wagner: la primera tatuadora de la historia

Su piel era el lienzo perfecto, el mejor escaparate para el arte de la aguja y la tinta. Palmeras, colibríes, mariposas, mujeres cabalgando leones, flores varias, motivos patrióticos y su propio nombre tatuado. Decenas de tatuajes que conformaban un tapiz de tinta sorprendente para una mujer del siglo pasado.
A principios del siglo XX, el tatuaje femenino aún estaba reservado para las chicas de mala vida, las prostitutas y las convictas. Es por eso que la historia de Maud Wagner es tan especial. Porque ella fue, además de un lienzo viviente, la primera mujer tatuadora de la historia de Estados Unidos.

Maud Wagner

Maud nació en 1877 en Kansas y durante su juventud trabajó como acróbata y contorsionista en varios circos itinerantes del país. En 1904, en uno de estos espectáculos en la feria de Louisana, su belleza llamó la atención de Gus Wagner, autodenominado “el hombre más artísticamente tatuado de América”.
Este artista utilizaba una técnica tradicional conocida como stick and poke, que prescindía de máquinas a la hora de tatuar.
Con tan solo una aguja y un poco de tinta, Gus creaba imágenes alucinantes en el cuerpo humano. Wagner se ofreció a plasmar su arte en el cuerpo de Maud movido por una clara atracción. Ofrecerse a tatuarla fue parte de su estrategia de flirteo. Su arte en la piel a cambio de una cita, ese fue el trato.
Al final, Gus insistió en enseñarle a Maud la técnica del tatuaje. En 1907, ambos empezaron una relación que después de muchas lecciones, noches de práctica y tatuajes, culminó en boda.
Muy pronto, la pareja comenzó a demostrar su arte por ferias, casas de espectáculos, veladas de burlesque y freak shows de todo Estados Unidos. En una época en la que las máquinas empezaban a funcionar en el mundo del tatuaje, el arte de Maud y Gus sorprendía por su sencillez, y muchos eran los que querían ser tatuados a “la manera tradicional” por estos dos artistas. Maud también se tatuaba a si misma y, junto con los tatuajes que le realizaba su marido, pronto convirtió su cuerpo en una atracción.
La tatuadora recorrió el país exhibiéndose como mujer hipertatuada en los espectáculos de freaks, tan de moda a mediados del siglo pasado.
Maud, con su cuerpo cubierto de tatuajes, consiguió romper el estigma que rodeaba a las mujeres tatuadas.
“Los estereotipos que decían que las mujeres tatuadas eran putas, “chicas malas” o el mito falso que decía que solo los marineros y criminales se hacían tatuajes. Ella acabó con eso”, explica Amelia Klem Osterud, autora de The Tattooed Lady: A History, en la revista Things.
Maud Wagner falleció el 30 de enero de 1961 en Lawton, Oklahoma, pero su legado de tinta y aguja forma parte de la historia. “Ella estableció definitivamente que las mujeres podían ejercer este arte igual que los hombres. Inspiró a otras mujeres a cruzar la línea e introducirse en un campo nuevo”, explica Amy Black, una artista del tatuaje de Richmond. “Quizás no sea la tatuadora más prolífica, pero fue la primera y por ello hay que agradecerle y darle el reconocimiento necesario”.

Cuidados para un tatuaje paso a paso

Los cuidados para un tatuaje durante los primeros días son muy importantes. Ten en cuenta que se trata de una herida abierta que debes intentar que cicatrice lo mejor posible.

Aprende a cuidar de tu tatuaje recién hecho

En Seguro de Tatuadores nos gusta velar por los tatuajes bien hechos, profesionales y artistas y sobre todo de las personas. Por eso hemos querido crear este artículo tan necesario como importante dado que muchas personas se hacen un tatuaje de forma improvisada y al final no suelen prestar mucha atención al profesional sobre los cuidados que un tatuaje recién hecho requiere. A pesar de que en el estudio de tatuaje en donde decidas realizarte el tatuaje el profesional encargado te dará las recomendaciones para el cuidado de tu caso en particular, en el artículo de hoy recogemos algunas de las pautas básicas de cuidado de tatuajes durante los primeros días. En primer lugar e independientemente del tipo de persona que seamos cuando nos hacemos un tatuaje, debemos tener siempre presente durante estos primeros días, que, un tatuaje no deja de ser una herida sobre la piel (de poca profundidad), y que por tanto, debes de llevar un tratamiento para favorecer el proceso de cicatrización, similar al de casi cualquier herida.

Cuidados para un tatuaje

Cuidados para un tatuaje

  • Mantenlo cubierto durante las primeras horas tras la realización: Puedes hacerlo empleando una tirita o un trozo de venda, en función de las dimensiones del tatuaje. De esta forma evitarás el contacto con la atmósfera y la deposición sobre su superficie de cualquier microorganismo o suciedad. Sin embargo, nunca mantengas la fina película de plástico transparente, ya que, ni protege al tatuaje de la luz y únicamente favorece su calentamiento propiciando la aparición de infecciones. Recuerda que es necesario que el tatuaje permanezca vendado durante las primeras 2-4 horas.
  • Limpia el tatuaje empleando agua y un jabón básico: El más usado suele ser la glicerina. Deberás de realizar la operación unas 2 o 3 veces por día, durante el primer mes. No emplees ningún tipo de esponja o elemento que pueda raspar o erosionar la piel, ya que no favorecerá el proceso de cicatrización de la herida. Es fundamental llevar a cabo el procedimiento con calma, realizando movimientos circundantes y suaves, y masajeando la zona a tratar. También es fundamental secar de forma correcta el área a limpiar. Bastará con propiciar unos pequeños golpecitos sobre la misma, hasta absorber por completo todas las gotitas de agua.
  • Hidrata la zona usando una crema antibiótica: Su aplicación está recomendada durante la primera semana, y es importante ser constante para mantener una correcta hidratación de la zona, evitando de este modo tanto infecciones (algunas tan graves como las infecciones por SARM), como agrietamientos o una tonalidad apagada de la tinta. Puedes conseguir aquí tu crema antibiótica.
  • Aplica un producto cicatrizante: Entre los principales cuidados para un tatuaje, el producto cicatrizante es lo más importante. Lo más recomendable es que contenga en su composición Vitamina A y Vitamina D. Decántate por un producto lo más natural posible que puedes encontrar aquí. Una buena opción es pedirle consejo al tatuador, él sabrá recomendarte cuál podría ser el más adecuado para tu piel.
  • Evita la exposición prolongada con el agua de la zona tatuada: Al menos durante las primeras 3 semanas. Evita el agua salada y el cloro de las piscinas, ya que evitarán la cicatrización y favorecerán la aparición de microorganismos.
  • Protégete la zona del sol: Aplica diariamente una crema con filtro UV y protección solar de, al menos, factor 30. De lo contrario la piel se irritará, resecará y el tatuaje perderá brillo. Claro esta no es una excusa para no ir al trabajo. Si puedes aplica también crema hidratante., puedes conseguir productos de cuidado en esta página  MasCupon.com.mx 
  • No mantengas el tatuaje tapado: Tras la utilización de la venda, es conveniente que dejes transpirar la piel. Emplea prendas que no opriman la zona.
  • Mantente alerta ante las señales que tu cuerpo pueda darte: Busca indicios de infección o alergia, y en caso de encontrarlos acude a tu médico de cabecera y exponle lo sucedido. En caso de sentir picor, evita rascarte, ya que dañarás la zona y extenderás las bacterias de forma rápida.

Con todo estos, ya tienes los cuidados para un tatuaje imprescindibles. Recuerda ser constante hasta que cicatrice del todo.

Mejores tatuadores españoles

¿Cuántos tatuadores hay en España? Es una respuesta difícil de cuantificar. A pesar de ello, si que sabemos quienes sobresalen en este sector. Hoy queremos hacer un repaso por toda la geografía española para conocer a los cinturones negros del tatto. Aquí tienes a los mejores tatuadores de España.

Eric Mortaja

Eric Mortaja (Avilés), también conocido como Anónimo Mortaja es uno de los tatuadores favoritos de mucha gente. Se dedica a la facción del tatto realista en los que parecé que el propio dibujo cobra vida por sí mismo.

Carlos Fabra

En el estudio CosaFina Tattoo Studio de la capital condal podrás encontrar a Carlos Fabra. Es otro de los expertos en realismo pero, sin ninguna duda, la ténica que más utiliza es Black and Grey. Si observas algunos de sus retratos verás que son verdaderamente sorprendentes.

Coreh Lopez

También en Barcelona puedes hacerte con los servicios de  Coreh. Coreh es untatuador con una capacidad sorprendente. Su especialidad, según sus clientes, son los sombreados.

Miguel Bohigues de Vtatoo

Miguel Bohigues de Vtatoo es un magnífico tatuador por lo que respecta a retratos y pinturas hiperrealistas. Los colores que mejor utiliza son el negro y el gris. Aunque lo puedes encontrar en diferentes ferias y exposiciones, su residencia habitual es Aldaia (Valencia).

Xavi García

Si de algo puede presumir Xavi García es del manejo del tatuaje realista y del tatuaje de foto. García también está afincado en Valencia y es seguramente uno de los mejores tatuadores de España.

Galien Tatoo

En Cádiz se encuentra el multidisciplinar Galien el Alien. Tanto a color como en negro sus tattoos tienen un estilo muy depurado y sobresaliente.

Chuli Gonzalez

Sus tatuajes son de aquellos que muchos llaman “auténticos”. Línea gruesa y colores sólidos e intensos. Un tatuador perfecto para tener un tatuaje old school en Barcelona. Podéis encontrarlos en el estudio Daruma Tattoo.

Didac Gonzalez

Cuenta con un estilo muy particular. Se encuentra a medio camino entre el  neotradicional y el art nouveau. Si algo se puede decir de sus tatuajes es que son coloridos y están llenos de detalles.